Visita a la Demostración de Calaveras de Azúcar

El pasado 1 de noviembre fui al Museo Nacional de Arte Mexicano por una asignación del periodico. Tenía que escribir sobre la demostración de calaveritas de azúcar que la familia Mondragón hace cada año ahí.

Las calaveras de azúcar son esenciales en los altares para las celebraciones del Día de Muertos. Cuando vi todas las que tenían en demostración me acordé de mi infancia. Mi abuelita era la que siempre nos inculcaba la tradición de hacer altares y recordar a todos esos seres queridos que habian muerto. Recuerdo que ella comenzaba a formar el altar a mediados de octubre. Colocaba flores de cempazúchil (también la escriben cempasúchil), pan de muerto, dulces, galletas y el 1 de noviembre por la noche añadía los platillos favoritos de ‘nuestros muertos.’ Nos decía que por la noche ellos vendrían a comer lo que les habiamos preparado.

Tener el altar por tantos días era un martirio. Mi abuelita nos tenia prohibido tocar cualquier dulce o comida del altar. Decia que era pecado y que demostrabamos no tener respeto por la memoria de nuestros familiares difuntos. Para mala suerte de mi hermana Johana, su deseo por comer golosinas se interponia con el respeto hacia los demás aunque no estuvieran vivos.

Cuando entré al museo y comencé a ver todas las decoraciones, me sentí en casa. Estaba fascinada con la exposición de diferentes tamaños de calaveritas de azúcar. Tomaba y tomaba fotografias como si la cámara quisiera devorar todas las calaveras. Junto a esa mesa llena de coloridas calaveras se encontraba el señor Alejandro Mondragón y su esposa, la señora Elvira García. Ambos han venido a Chicago por 16 años al museo para exponer su talento y su arte haciendo calaveras de azúcar.

Sr. Alejandro Mondragón poniendo nombre a una calavera de azúcar.

El señor Mondragón me contaba durante la entrevista que el pertenece a la tercera generación de una familia que ya tiene 150 años haciendo calaveras de azúcar. La familia Mondragón reside en Toluca, Estado de México pero cada año llegan en agosto para comenzar con la preparación de miles de calaveras para los residentes de Chicago.

Pequeñas calaveras de azúcar

Una de las tradiciones durante la celebración del Día de Muertos es hacer intercambio de calaveras. El Sr. Mondragón me comentaba que en Toluca es muy común hacer obsequios de calaveritas. Para él es muy importante venir cada año a Chicago porque le gusta que otras personas de otras nacionalidades conozcan esta hermosa tradición. Incluso, dice él que muchos mexicanos no tienen noción de la tradición. Recuerda que cuando vino por primera vez a demostrar su arte en el museo, algunas personas tenian la idea de que si les escribian su nombre en una calaverita de azúcar iban a morir. Por esta razón, el Sr. Mondragón cuenta que le gusta venir a Chicago no sólo para exponer ese peculiar talento que ha heredado si no para enseñarle a los demás de esta tradición y todo lo que envuelve la celebración del Día de los Muertos.

Calavera de azúcar grande

Los artesanos como la familia Mondragón preparan la pasta de azúcar para hacer las calaveras con azúcar refinada, jugo de limón, agua y crema tártara. Se puede añadir a la pasta colorantes, saborizantes y jugo de frutas.

Este año tampoco hice un altar pero ya he hecho planes que para el próximo comenzaré a formarlo desde a mediados de octubre para seguir con la tradición que mi abuelita me ha inculcado. No hay válidas razones para no celebrar este hermoso día.

Advertisements

2 thoughts on “Visita a la Demostración de Calaveras de Azúcar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s